miércoles, 15 de septiembre de 2021

El Sinaí

 

LA MINIPENÍNSULA SINAÍ - CECLAVÍN

        Desde la primera vez que fui a Ceclavin, hará 55 años más o menos, esta localidad de la provincia de Cáceres me ha intrigado por varias razones.

        La primera era que, para llegar desde Plasencia, había que ir expresamente. No ha sido nunca lugar de paso. Está situada en una península formada por los ríos Tajo y Alagón y la única entrada (o salida) era por Portaje y Torrejoncillo. Cualquier otro camino había que hacerlo pasando los ríos con barcas. Las barcas eran unas plataformas construidas de madera, más o menos grandes según la importancia del camino, capaces de cruzar el rio con personas, carruajes, caballerías y hasta ganado previo pago del precio estipulado.

        Si había corriente, se aseguraba que no se la llevara el agua rio abajo mediante una soga tendida de orilla a orilla que, posteriormente, se cambió por un cable de acero.

        Si el rio era más tranquilo, el barquero la dirigía mediante una larga y resistente vara al estilo de las góndolas de Venecia.

 Imagen de una barca cruzando un rio, tomada de Internet.

        Las barcas que hubo a lo largo de los siglos para acceder a Ceclavín, según el punto de partida, son las siguientes:

        -Viniendo de Coria, en el Alagón, entre Casillas de Coria y Pescueza.

        -Viniendo de Zarza la Mayor, en el Alagón, donde se construyó posteriormente el primer puente.

        -Viniendo de Alcántara, en la unión de los dos ríos.

        -Viniendo de Garrovillas de Alconetar, en el Tajo, entre esta población y Acehuche.

        Los caminos entre Casillas y Pescueza y entre Garrovillas y Acehuche, han desaparecido.

        El camino de Zarza se ha convertido en la carretera regional   EX-372, antigua CC-212.

        El camino de Alcántara sigue, en muy mal estado, para dar acceso a las fincas de esa zona y para el acceso de los pescadores al embalse del Tajo. Es un camino infernal en el que se tarda una hora en recorrer los 14 km que hay desde Ceclavín al extremo sur de la península, so pena de cargarte el coche.

Situación de las antiguas barcas para paso de los ríos Tajo y Alagón. Los trazos rojos son los antiguos caminos por los que se llegaba a las barcas, enderezados.

        Hace un siglo, más o menos, se construyó un puente de hormigón donde estaba la barca de Zarza la Mayor. Como más adelante se asfaltó la carretera y se había construido la de Salamanca – Cáceres, las barcas dejaron de usarse y desaparecieron.

Primer puente sobre el río Alagón para unir Ceclavín con Zarza la Mayor.

         En 1970, con la construcción del embalse de Alcántara, este puente, como otros muchos en la zona, quedaron inundados y hubo que construir otros nuevos con la cota mucho más alta y con tecnología más moderna.

Vista de los dos puentes, aprovechando la bajada de nivel del pantano.

 

Vista aérea de los trazados de la antigua carretera y de la nueva, cada una con su puente sobre el Alagón.

        Muchos de los datos que doy en este artículo los he tomado de dos divulgadores extraordinarios: Emilio M. Arévalo Hernández y José Ramón Alonso de la Torre.

        El primero es un erudito de este tipo de obras, puentes, carreteras, etc. y tiene datos y fotografías únicas, como las que traigo a este artículo.

        De la Torre es descendiente de Ceclavín y tiene un montón de historias y anécdotas muy buenas de su pueblo, que suele publicar en el diario HOY, además de otros muchos temas de la región.

 

        Pasado el tiempo, adquiriendo importancia y trascendencia geopolítica la Península del Sinaí por las guerras entre árabes e israelíes y mirando con más detenimiento la situación de esta zona de la provincia de Cáceres, hace tiempo que se ha creado en mi cabeza un paralelismo entre ambos terrenos por la forma parecida y, sobre todo, por estar aisladas por dos masas de agua similares en la forma. Salvando las distancias de cualquier otro tipo de comparación.


Siempre he asociado la forma de una península con la otra, por lo que la he dado el nombre, particular, de Sinaí.

        El viernes pasado, 10 de septiembre de 2021, me he quitado el gusanillo que tenía desde hace algún tiempo y he recorrido el trayecto desde Ceclavín hasta el extremo inferior de la península, dando vista a la desembocadura del Alagón en el Tajo, desde esta perspectiva.

        He hecho algunas fotos y las he unido para ver toda la perspectiva. No tengo drones ni elementos apropiados para unas buenas imágenes, pero menos da una piedra. Y ahí están.

        Después me fui a la otra orilla, cerca de la presa de Alcántara, e hice las mismas fotos, pero desde el lado contrario.

        Objetivo cumplido.

Vista desde la península. Al fondo, la presa. A la izquierda el Tajo y a la derecha el Alagón.

Vista desde la zona de la presa.

 

Claro que, a vista de pájaro, está todo mucho más claro.

Foto SigPac.

         De Ceclavín se pueden decir y ver muchas más cosas, la Torre-prisión del reloj de la Plaza, la Iglesia con escalera exterior, las Ermitas del pueblo, la cerámica, la chanfaina, los melones que se criaban antes en estos secanos y, como no, para los bejaranos, la Cruz del Señorito.

        Pero esto es para otro tipo de artículos. Y de esta Cruz ya he hablado en este blog.