sábado, 15 de mayo de 2010

ANTECEDENTES

JULIÁN YAGÜE
.
Me acaba de proporcionar Anita Galindo Cid un retrato, nada más y nada menos, que de JULIÁN YAGÜE MARTÍN CABALLERO.
.
Anita es una de las personas de su generación que mejor se han adaptado a las nuevas tecnologías. Maneja el ordenador como si lo hubiera usado toda su vida. Esto, añadido a que es, posiblemente, una de las personas que más fotografías tenga de la familia de Los Abdones, la convierten en una de las mejores candidatas a colaboradoras de este blog.
.
Julián Yagüe, potentado placentino, era hijo de Manuel Yagüe de Olivares, fabricante en 1803, y de Ángela Martín Sánchez-Ocaña.
.
Se casó con Ana López Fernández, hija de Manuel Diego López Muñoz de la Peña, primer alcalde constitucional de Béjar después de la invasión francesa, con la que tuvo, por lo menos, siete hijas: las conocidas popularmente como "Las siete yeguas del Yagüe".
.
Digo que tuvo, por lo menos, siete hijas, porque las informaciones recibidas no se ponen de acuerdo en si tuvo algún hijo, ni en si este se llamaba Julián o Nicolás.
.
.
.
.
.
.
Retrato de Julián Yagüe
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

El retrato lo identifica como un hombre joven, rico y elegante, vestido y peinado al modo francés.
.
Julián vivía, en Plasencia, en la casa de la calle del Rey por debajo del Teatro Alkázar.
.
.
.
.
.
.
.
Casa de Julián Yagüe, en Plasencia, que posteriormente pasaría a propiedad de doña Ramona Vera, descenciente de sus cuñados José Vera Pantoja y Ramona López Fernández.
.
.
.
.






Era Tesorero del rey Fernando VII e Intendente de la provincia de Toledo. Fue presidente de la Junta de Enajenación de los Conventos suprimidos.
.
Se cuenta que, en el traslado desde Toledo a Madrid de las alhajas de los conventos, desapareció un cajón de joyas (otros dicen que una reata de mulas con dinero). Le citaron varias veces para reclamárselo y, unas veces diciendo que estaba en Béjar y otras en Plasencia, se iba prolongando la comparecencia. Por fin manda a José María Rodulfo, quien dice que lo ha entregado, presentando al mismo tiempo una carta de reclamación de cantidades que le debían por viajes a Portugal. Al final no apareció el cajón.
.
Según la información más veraz, las siete hijas se casaron en Béjar:
.
María Nicolasa, con Juan Antonio López Manzanares.
Ángela, con Jerónimo Abdón Gómez-Rodulfo.
Ana, con Saturnino Bayo Yagüe.
María, con Nicolás Rodríguez Vidal.
Manuela, con Cipriano Rodríguez Arias.
Felisa, con Francisco Hernández Campo.
Rufina, con José María López del Moral.

 .
 

















.
.
.
.
Dos de las hermanas Yagüe
.
.
.
.
.
.







.
.
.
.
.
.
Otras dos Yagües.
Pudiera ser que las dos sean Ángela
.
.







Como consecuencia de la Desamortización, Julián compró, en Béjar, el Convento de La Piedad, situado en la Plaza de La Piedad.
.
En 1844 se lo cedió a su hija María Yagüe López, casada con Nicolás Rodríguez Vidal, para establecer un obrador textil que sería explotado por la sociedad Rodríguez Hermanos. Más tarde pasó a ser el Casino Industrial.
.
Al construir el casino, apareció una tumba, que se cree que era del Duque de Béjar D. Manuel Zúñiga. Su cuerpo fue trasladado al Cementerio Municipal.
.
Una anécdota de la vistosidad con la que vestían las siete hijas es la siguiente:
Yendo por la Castellana con sus hijas, el rey Fernando VII le dijo: “Buenas hembras llevas” y él se vió obligado a contestar: "Señor, son mis hijas".
.
 


Vista posterior del Casino Industrial de Béjar (el edificio de la derecha,con cristalera y techo de uralita parcheado), junto a la casa señorial de los Cid)
.
.





Las hermanas Cid Gómez-Rodulfo, con Lali Galindo Cid y Antonio Osorio en su casa de Béjar
.
.
.
.





Recordaremos aquí que, la casa de Plasencia que fué propiedad de Julián Yagüe, pasó a propiedad de doña Ramona Vera, primera propietaria que figura en el Registro Civil.
.
.


Ramona Vera, la más mayor, rodeada de sus inquilinas y amigos en su casa de Plasencia.
.





.
.
.
.



Su inquilina durante mucho tiempo, fué Susana Brugués Petit, a raiz de quedar viuda de Jerónimo Gómez-Rodulfo López
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.
.

Ana María Gómez-Rodulfo Brugués, se casó con el militar Luis Carnicero y se quedó a vivir en la casa con su marido y sus hijas Ana María y María Asunción
.
.
.
.
.
.
.
.
 

Al enviudar Ana María, se marcharon a Salamanca, donde viven actualmente sus hijas con sus respectivas familias.
.
.
.



Las hermanas Carnicero G-R, vestidas de colegialas, en Salamanca, con unos familiares
.
.
.
.
.
.

6 comentarios:

CarmenBéjar dijo...

Me he quedado de piedra, Jero. Siempre me gusta poner caras a los personajes de los que escribo, pero a veces esto no es posible (sobre todo si son del siglo XIX y más si son de siglos anteriores). A partir de ahora ya sé qué aspecto tenía.

Imagino que el retrato será de pequeño formato, un medallón de los que solían llevar las damas colgado de una cadena de su cuello o prendido con un bello alfiler cerca de su corazón.

Gracias a Anita y a Jero.

Un besazo

temporadas21 dijo...

Querido Jero: El 31 de Diciembre del 2008 - como pasa el tiempo - te advertí en este Blog sobre el misterio del Arca Perdida por Julián Yague, suegro de nuestro tatarabuelo y por lo tanto algo nuestro. Ahora vas y lo cuentas con gran detalle.
¿Ya nos dirás que hacemos? ¿Qué decimos si alguien viene a reclamar el Arca?
Estoy seriamente preocupado.
Paco Abdón Fochs

jeronimojgr dijo...

Paco: Santa Rita, Rita.
De todas formas, entre los doscientos mil descendientes que debemos ser, tocaríamos a medio real.
Pero bueno, si él dijo que no se lo había llevado (a lo mejor se le extravió en su casa sin darse cuenta)no vamos a ser nosotros más papistas que el Papa.

temporadas21 dijo...

Jero, gracias. Me has tranquilizado. Pero como tu sabes, aunque soy tataranieto de Jerónimo Abdón y estoy muy orgulloso de ello, yo soy catalán. Así que te pregunto: ¿Hay alguna posibilidad de encontrar esa Arca llena de doblones de oro? Presuntamente, claro. Espero impaciente tu contestación y un esquema de las comisiones que has previsto para todos.
Abrazos.
Paco Abdón Fochs

jeronimojgr dijo...

Pues verás Paco Abdón:
Todo es cuestión de buscar pistas e ir atando cabos.
Alguien me comentó hace tiempo que había visto una de las joyas, pero vete a saber: ¿verdad? ¿leyenda? ¿habrá pruebas?.
Otra pista a seguir es comprobar quién tuvo un auge económico espectacular en la época posterior al Yagüe, aunque esto es difícil porque en aquella época hubo varios por lo de la industria textil. Pero, bueno, alguno prosperaría más que los otros.
Otra pista sería indagar en la cuentas de Suiza y comprobar fechas y cantidades.
En fín, desde ahora quedas nombrado también Consejero de Investigación y Economía del Blog Los Abdones y ya tienes un trabajo encomendado.
Luego nos juntaremos en un aparte para repartirnos los porcentajes.
Abrazos interesados. Jero Abdón.

temporadas21 dijo...

Jo! cada vez que hablo me haces trabajar.
Abrazos, Paco Abdón