viernes, 7 de septiembre de 2012

EL MÁS ALLÁ

 LUIS GONZÁLEZ DE LA HUEBRA

     Hace unos días nuestra Diplomada Abda e Historiadora de Cabecera, Carmen Cascón Matas, me comunicó que había leído un libro en la Biblioteca Municipal de Béjar que se titula “Luis González de la Huebra y los orígenes de la Modernidad en Salamanca” escrito por el americano Conrad Kent y publicado por la Consejería de Educación y Cultura de la Junta de Castilla y León. Poco más adelante me dijo lo mismo Óscar Rivadeneyra. Se conoce que la Biblioteca lo quiere promocionar.

 Luis González de la Huebra

     Hasta aquí, nada que me llamara la atención, pero, cuando me dijo que este Luis estaba casado con María Sánchez Rodríguez, a su vez hija de Luisa Rodríguez Yagüe, ya me empezó a interesar la noticia.


 María Sánchez Rodríguez


 Luisa Rodríguez Yagüe

     Y es que cualquier noticia que trate del apellido Yagüe de Béjar interesa mucho a este blog, ya que el primero de la saga, Julián Yagüe, fue suegro de Jerónimo Abdón Gómez-Rodulfo, nuestro tatarabuelo y unidor del apellido.


 Julián Yagüe

     Luisa Rodríguez Yagüe era nieta de Jerónimo Abdón, y se casó con el industrial bejarano Ruperto Sánchez Gil, con el que tuvo tres hijos y tres hijas.


Ruperto Sánchez Gil y Luisa Rodríguez Yagüe (más mayor)

     Una de ellas, María, se casó con nuestro protagonista de hoy, Luis González de la Huebra, al que se conocía en Salamanca como Luis Huebra.


 Luis González de la Huebra y María Sánchez Rodríguez

     Luis pertenecía a una familia de comerciantes de Salamanca, que tenían una tienda de muebles y artículos de ferretería en la calle San Pablo nº 4 llamada HUEBRA.


 HUEBRA. Tienda de San Pablo, 4. Salamanca

     Cuando se hizo Luis con ella, debido a su afición a visitar las Exposiciones Internacionales, sobre todo las de París, la convirtió en referente de la Modernidad y la Belle Époque con la importación de muebles, artículos de decoración y de fotografía, que colaboraron a transformar, en lo posible, a Salamanca, de una ciudad rural en otra moderna, no solo en el interior de las viviendas, sino en la reestructuración y acondicionamiento de calles y avenidas.


 Composición fotográfica del interior de la tienda, jugando con el espejo y él

      También se convirtió en fotógrafo aficionado e hizo una serie fotografías de su familia y amigos, algunas de las cuales traemos aquí, y otras de Salamanca, relacionando los monumentos con la vida y personas de la época, que permiten ver cómo era entonces la ciudad del Tormes.


 Palacio de La Salina (actual Diputación)


 Palacio de La Salina con una de las primeras reformas


 Plaza Mayor de Salamanca engalanada con motivo de la fiesta del Coso Grande, promovida por un grupo de modernistas entre los que se encontraba Luis Huebra


     Bueno, a lo que vamos. Ruperto Sánchez Gil y Luisa Rodríguez Yagüe vivían en Béjar, en La Carrera, frente al Palacio Ducal. Exactamente en Rodríguez Vidal nº 13.


 Casa de Rodríguez Vidal números 11, 13 y 15
El número 13 era la Casa Grande, que llegaba hasta atrás y disponía de la gran Galería que ocupaba toda la fachada trasera. Hoy está dividida.

     Esta casa tenía una galería enorme, que ocupaba toda la fachada trasera, con el techo sujeto con una estructura metálica a la moda de la época desde que Eiffel se dedicara a construir puentes y torres con hierro forjado. Yo la conocí de pequeño como la Casa de doña Boni. Y es que sobre los años 40 vivía allí doña Bonifacia Núñez, abuela de mis amigos Gloria, José Antonio, Marisa y Manolo Zúñiga y yo iba con este último a que nos dieran dulces, pues vivíamos dos casas por encima.


 Galería de Doña Boni


 Luis Huebra con sus suegros, en la Galería

     Para tener más referencias, diremos que Luisa era hermana de Jerónimo Rodríguez Yagüe, casado con Manuela Rodríguez-Arias Yagüe, de donde descienden los actuales R-Arias, de José Rodríguez Yagüe, el famoso Don Pepito, que se casó con Ana López Manzanares y de Fidela Rodríguez Yagüe, casada con  Vicente Oliva Martín, antepasado de los Oliva, los antiguos propietarios de El Bosque.


 Manuela Rodríguez-Arias Yagüe


 José Rodríguez Yagüe "Don Pepito", alcalde de Béjar a los 23 años


 José Rodríguez Yagüe fué también Senador y fabricante.
Frente a donde se encontraba su fábrica, aún se mantiene el Caño de Don Pepito


 Fué también el promotor del Parque de Béjar y el Ayuntamiento se lo reconoce en esta placa


 En esta secuencia, se puede seguir el camino desde Diego López y Julián Yagüe, hasta los hermanos Zúñiga Sánchez, pasando por Luis González de la Huebra y María Sánchez Rodríguez

      Desde aquí queremos dar las gracias a los hermanos Eduardo y Pepe Huebra, actuales administradores del negocio, que nos han permitido publicar estas fotografías y nos han prometido más.

7 comentarios:

Javier dijo...

Fenomenal Jero, te superas a ti mismo en la recuperación de la historia. Magnífico el reportaje (especialmente el gráfico).
Te felicito por la labor que estás haciendo.

Maria Rosa dijo...

Otra vez en acción...así me gusta. Muy interesante la historia y las fotografías

jeronimojgr dijo...

Gracias por los piropos. Y es que cuando hay materia es fácil expresarse.

jeronimojgr dijo...

Gracias por los piropos. Y es que cuando hay materia es fácil expresarse.

CarmenBéjar dijo...

Jero, te doy mi enhorabuena por esta entrada tan ilustrada y comentada. Y que conste que yo sólo he descubierto al autor de este blog un libro de fotografías cuya existencia me fue revelada por el otro historiador-pintor de cabecera del blog Óscar Rivadeneyra... Mira Jero, me ha gustado tanto que he decidido incluirla en mi blog. ¿Te importa? Como soy de casa y donde hay confianza da asco me voy a poner manos a la obra porque estoy segura de tu respuesta.
Un abrazo

jeronimojgr dijo...

Estaría bueno, Carmen. Si eres "coautora". Como no soy capaz de contestarte en tu blog por lo complicado que lo ponen ahora, lo hago aquí.
Abrazos

fus dijo...

Es muy bueno conocer personas que son capaces de investigar y hacer una publicaciòn como esta. Enhorabuena.

un saludo

fus